lunes, 18 de noviembre de 2013

El mantenimiento preventivo es indispensable para la maquinaria agrícola



Realizar el cambio de aceite con las horas adecuadas de trabajo cumplidas y limpiar los filtros de aire y combustible casi a diario, son dos de las acciones más sencillas y fundamentales que se tienen que hacer para mantener en óptimas condiciones la maquinaria agrícola.

Varios productores coinciden en señalar que el mantenimiento que se les tiene que realizar a los tractores, cosechadoras, sembradoras y otra maquinaria agrícola debe ser del tipo preventivo (periódicamente) y no correctivo (solo cuando se presentan problemas). Por ejemplo, a los tractores hay que hacerles el cambio de aceite de motor aproximadamente cada 250 horas de trabajo y el hidráulico alrededor de cada 1.000 o según el tiempo que indique su manual.

Además es muy importante limpiar los filtros a diario o cada dos jornadas, ya que estos están expuestos a grandes cantidades de polvo y a las suciedades de los recipientes en que se transporta el combustible.

A las cosechadoras y sembradoras por su parte, dado que solo trabajan entre 30 y 40 días al año, es recomendable desarmarlas, reponer las piezas que estén dañadas y guardarlas.

“A las máquinas les hacemos una revisión anual preventiva y el cambio de aceite en sus periodos de tiempo establecidos, y en caso de darse problemas serios, acudimos a mecánicos externos”, expresó el productor Erik Belmonte

Productor de soya

Fernando Balcázar
San PedroProv. Santistevan
Una buena política es contar con un mecánico capaz, para que se encargue de prevenir y corregir los desperfectos o los daños que se pueden presentar en la maquinaria. El mantenimiento que realizamos es de tipo preventivo, de manera más profiláctica se podría decir. Los tractores cumplen un cronograma de revisión, el cual se ejecuta al 100%, sin importar si tienen o no algún problema. Aún así, es difícil escapar de los accidentes ocasionales que se suscitan en las jornadas laborales. En cuanto a repuestos, hay que hacer mucho énfasis en la adquisición de lubricantes y filtros, ya que son los productos que más se consumen. También es muy importante tener un stock de ciertas piezas como rodamientos, para que cuando se presente un inconveniente, la resolución del mismo sea en el menor tiempo posible y no retardarse en la producción.

Productora de arroz

Salomé Tupa
Yapacaní - Presidenta de Fenca
En la producción de arroz se utilizan ramplas, rastras, rolos, fumigadoras, boleadoras, sembradoras, cosechadoras y tractores, siendo el más importante este último. El cambio de filtro de combustible del tractor es fundamental para no dañar la bomba y se debe hacer cada 24 o 48 horas, esto debido a que el diésel se transporta hasta las zonas de cultivo en galones que en ocasiones contienen elementos que lo ensucian. Los cambios de aceites, tanto el del motor como el hidráulico y en algunos casos según el vehículo, el de la transmisión, también son muy importantes y se realizan entre cada 250 y 600 horas de trabajo de acuerdo a la marca y calidad del lubricante que se usa. Además es recomendable limpiar y fumigar con aceite todas las máquinas una vez que culminan su labor, ya que la suciedad con el paso del tiempo las termina oxidando.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario